La importancia de aprender a confiar en tu intuición sicnc
Logotipo de mi felicidad

La importancia de aprender a confiar en tu intuición


Algunas personas consideran a la intuición como un sinónimo de opinión, de presentimiento o bien como un impulso. Entonces, desde este punto de vista, confiar en tu intuición sería un acto impulsivo y no muy recomendable para la toma de decisiones, por ser la facultad opuesta al razonamiento.

Sin embargo, tu intuición es una herramienta muy valiosa para elegir hacia dónde ir y hacia dónde no. Te permite detectar información sumamente importante que no es elaborada a través del pensamiento racional, sino que es percibida a nivel de tu inconsciente.

Cuanto más desarrolles tu capacidad intuitiva, más fácil te resultará seguir este “pálpito” y aprovechar sus beneficios.


¿Qué es la intuición?

La RAE (Real Academia Española) la define como “la facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento” y también como “la percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene”.

Las definiciones anteriores resaltan dos aspectos fundamentales de la intuición. Por una parte, que es una verdad evidente e íntima que es percibida solo por el ser humano que la intuye y esto hace que sea muy difícil verbalizar o explicar lo intuido. Por otro lado, que se produce instantáneamente, sin mediación de la razón.

En síntesis, la persona que intuye sabe algo pero no sabe el porqué de este conocimiento.

¿Cómo puedes aprender a confiar en tu intuición?

Para aprender a confiar en tu intuición debes comprender su función, es decir, que es una herramienta te aporta un entendimiento sobre una situación o persona que no puedes obtener a un nivel consciente, utilizando el razonamiento. La intuición te brinda información que no podrías tener de otra manera.

También es importante que no la confundas con prejuicios, opiniones, miedos, instinto o deseos porque, de lo contrario, no sabrás en qué estas confiando a la hora de elegir el camino a seguir ante una determinada situación.

La mejor manera de confiar en tu intuición es tener el coraje de seguirla, sin cuestionarte ni intentar razonar lo intuido. Cuanto más lo practiques, más intuitivo te volverás y más cómodo te sentirás empleando esta habilidad.

Seguir a tu intuición no va en contra del pensamiento racional, sino que se complementan, son instrumentos diferentes y cada uno tiene sus beneficios para ti.

Si quieres racionalizar o hacer deducciones a partir de una verdad intuida, su valor para la toma de decisiones se perderá, ya que su riqueza está en las señales que son percibidas por tu inconsciente y que se manifiestan en ti como una corazonada.

¿Por qué es importante que confíes en tu intuición?

Aprender a confiar en tu intuición te permite:

  • Ahorrar tiempo: Cuando intuyes algo, recibes una multiplicidad de información de ti mismo y de otro individuo o situación y esto se expresa como una verdad repentina e innata, como si se tratara de un atajo mental.
  • Tomar buenas decisiones: la intuición es infalible. Aún no están claros sus mecanismos, pero se sabe que intervienen la mente, los sentidos y hasta las vísceras. Es una capacidad natural con la que cuenta el ser humano y rara vez falla. Seguramente recordarás algún momento en el cual fuiste en contra de tu intuición y las cosas no salieron bien.
  • Cuidar de ti mismo: la capacidad intuitiva es como una voz interior que te dice que debes salir de cierto lugar o que debes evitar relacionarte con cierta persona, y algunos autores la relacionan con la supervivencia y la autopreservación.

Practica la conciencia plena para mejorar tu intuición

Como se mencionó anteriormente, puedes cultivar esta habilidad y una de las mejores formas de hacerlo es practicando la conciencia plena.

La conciencia plena, es decir, estar presente aquí y ahora, poniendo atención a nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, sensaciones corporales y al entorno que nos rodea, sin juicios ni interpretaciones, es una forma de favorecer la intuición.

Por el contrario, si estás en un estado de ansiedad, preocupándote más por el futuro que por el presente, o con pensamientos rumiantes (darle vueltas sin parar a un problema), no podrás percibir tu intuición o la confundirás con miedos o deseos.

La meditación puede ser una excelente técnica para lograr la atención plena.

Si te ha gustado... Compártelo.