Logotipo de mi felicidad

Cómo Calmar la Ansiedad


¿Alguna vez, durante un momento de estrés, has tenido taquicardias, dificultad para respirar, dolor en el pecho o sensación de que estás a punto de perder el conocimiento?

Todo estos y muchos más pueden ser síntomas de ansiedad, si te ocurre a menudo, puede ocasionarte serios problemas de salud.

En este post intentamos darte herramientas para controlar y evitar esas crisis de ansiedad, y en caso de que aparezcan, cómo calmarlas.

Estos consejos solo son válidos en los cuadros leves de ansiedad. Los cuadros más severos deben ser tratados por un médico o un psicólogo.

1. Reconocer y Aceptar los Síntomas de la Ansiedad

Las personas con crisis de ansiedad, suelen acudir al médico en múltiples ocasiones por diversos síntomas provocados por la ansiedad, pero que no la asocian a ella.

  • Síntomas que puede provocar la Ansiedad

  • Taquicardia
  • Falta de Aire
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el estómago
  • Tristeza o ganas de llorar
  • Agotamiento
  • Calambres en brazos o piernas
  • Dolores musculares

Estos son lo más frecuentes, pero hay muchos más.

Como verás, algunos de ellos también pueden estar ocasionados a enfermedades graves, esto hace que te preocupes aún más.

Lo primero que tiene que conocer una persona con ansiedad es reconocer cuando está sufriendo una crisis de ansiedad y cuales son los síntomas que se asocian a ella. Esto es importante porque hasta que no sepas que estás padeciendo de ansiedad no es posible ayudarte.

Muchas personas se molestan cuando acuden a un médico y este le informa que su dolencia es un cuadro de ansiedad. Al no aceptar que la padecen perpetúa los síntomas asociados a la ansiedad y esta suele ir a peor.

Así que lo primero es reconocer cuando padeces de ansiedad y aceptarlo.


2. Piérdele el miedo a la Ansiedad

Una vez que ya reconoces lo que te pasa y lo has aceptado, no tienes por qué tenerle miedo.

La ansiedad es un trastorno que cuando no se conoce puede asustar, pues puede tener síntomas que te hagan pensar en otras enfermedades como infarto, arritmias, Asma.

Pero ya tú sabes reconocer los síntomas, ahora ya puedes enfocarte en evitar que una crisis de ansiedad que está empezando vaya a peor.

La puedes cortar de raíz.

Por eso no tienes que tenerle miedo, porque ya la conoces y con las herramientas que vamos a dar, podrás controlarla.

Recuerda: El miedo a sufrir una crisis de ansiedad, puede desencadenarla.


3. Rápidos Consejos ante una Crisis de Ansiedad

Aíslate y Respira profundamente

Cuando sientas los síntomas conocidos, intenta aislarte y comienza a respirar despacio y profundamente.

Aislarte no significa que te tengas que encerrar en una habitación, simplemente busca un sitio cómodo donde sentarte e ignora el mundo externo.

Siéntate y comienza a respirar lentamente, pero a la vez profundamente. Llena tus pulmones lentamente, contén el aire un segundo y empieza a expulsar el aire aún más lentamente hasta dejar tus pulmones vacíos.

Repite esto varias veces, recuerda de forma lenta, si lo haces rápido puedes provocarte hiperventilación.

Al aislarte del mundo exterior y controlar tu respiración sentirás calma, una calma que es lo contrario a la ansiedad. Además apartas el desencadenante y lo mantienes lejos.

Si puedes, Sal a Caminar

Tras estar al menos 5 minutos controlando tu respiración, si es posible, sal a a la calle a caminar.

Sal a caminar sin rumbo fijo, con paso rápido, intentando dejar tu mente tranquila. Si tienes cerca un parque o algún sitio con zonas verdes acude a él.

Intenta fijarte en detalles que normalmente ignoras, en alguna flor, en algún dibujo hecho por un niño, disfruta de los detalles y verás como tu cuerpo se llena de calma.

Si no Puedes Caminar, Busca un Recuerdo Bonito

En caso de que no puedas salir a caminar, mantén los ejercicios de respiración unos minutos más e intenta recordar algún momento relajante de tu vida.

Algunas vacaciones, una reunión familiar, algún momento de tu niñez. Visualiza ese momento e intenta volver a él con la mente. Permanece allí unos minutos disfrutando como si lo volvieras a vivir.

Verás que con seguir estos pasos, en pocos minutos podrás abortar una ataque de ansiedad y volverás a sentirte mejor.


4. Consejos para evitar Futuras Crisis de Ansiedad

Reconoce los factores que las desencadenan y enfréntate a ellos

Si todavía no lo sabes, debes empezar a reconocer los factores que te desencadenan las crisis de ansiedad.

Lo más frecuente son situaciones de estrés, o pequeñas fobias nuestras que no conocemos. Los más habituales son problemas laborales o familiares que se van acumulando sin darnos cuenta, llevándonos a provocar crisis de ansiedad con relativa frecuencia.

Debes enfrentar y tratar de solucionar esos problemas, a veces no es tan difícil como parece y con sólo seguir algunos consejos podrás solucionarlos disminuyendo los niveles de ansiedad.

Ampliar información sobre este tema en: Cómo Solucionar mis Problemas, Cómo Superar la Frustración.

Practica Ejercicio de forma rutinaria

Si no lo haces, comienza ya. Sal todos los días a caminar, comienza a correr. Al menos 45 minutos al día, todos los días de la semana.

El ejercicio físico diario, además de ser muy saludable, es uno de los mejores tratamientos para la ansiedad. Durante el ejercicio la mente y el cuerpo se van deshaciendo del estrés, mientras que en la sangre se liberan endorfinas, hormonas que nos proporcionan sensación de bienestar.

Practica Regularmente Ejercicios de Respiración

Los ejercicios de respiración, nos ayudan a disminuir los niveles de ansiedad y nos preparan para enfrentarnos a situaciones de estrés con mejores herramientas.

También incluyo en este punto los ejercicios de meditación y la práctica de yoga, que tienen un efecto aún más potente.

Encuentra un Hobby y practícalo en tus ratos libres

Si no tienes un Hobby, búscate uno. Si lo tienes dedícale más tiempo o cambia de hobby si no te llena.

Los hobbies son una forma de despejar la mente de problemas y pasar un rato en algo que te gusta y te distrae.

Puedes comenzar la práctica de un deporte, como Pádel, Tenis, Golf o comenzar a coleccionar cosas, como monedas, libros, películas, también puedes escribir un blog y contar tus experiencias.

Tener un hobby te ayuda a gastar tu tiempo y tus neuronas en algo que no te ocasiona estrés, por el contrario, te dará calma y te ayudará a disminuir tus niveles de ansiedad.

Lleva una Vida Sana

Ya hablamos del ejercicio, pero también una dieta equilibrada, disminuir la cafeína, el cigarro y el alcohol ayuda a disminuir el riesgo de padecer crisis de ansiedad a largo plazo.

Los tóxicos en general son estimulantes del sistema nervioso por lo que aumentan los niveles de ansiedad y facilitan que se desencadenen las crisis. Por el contrario, una dieta sana nos ayuda a sentirnos mejor con nuestro cuerpo y nos facilita la tranquilidad tan necesaria para combatir esta dolencia.

Ayuda a los Demás

El último consejo que me gustaría darte es, ayuda a los demás siempre que esté en tus manos.

No es que le des dinero, ni los invites a tu casa. A veces una simple sonrisa o un hombro donde apoyarse es suficiente para levantarle el ánimo a otra persona.

La vida es como una huerto, recogemos lo que sembramos. Si vamos por el mundo con mezquindad, probablemente la vida nos devuelva indiferencia.

Si vamos ofreciendo nuestra mano, probablemente cuando necesitemos ayuda, tengamos muchas manos amigas dispuestas.

Además, ayudar sin esperar nada a cambio, nos proporciona una tranquilidad interior enorme, esa tranquilidad es uno de los mejores remedios para luchar contra la ansiedad.

Si te ha gustado... Compártelo.