Logotipo de mi felicidad

¿Cómo mejorar la relación entre compañeros de trabajo?


Pasamos como mínimo 8 horas diarias junto a nuestros compañeros de trabajo. Si hacemos cuenta, podríamos pasar mayor tiempo con ellos que con nuestra misma familia.

Es por esto que es vital intentar tener un ambiente sano y agradable con nuestros compañeros.

Además una buena relación entre los trabajadores es un factor imprescindible en cualquier organización. Esto solo se consigue con un equipo de trabajo unido, que una sus esfuerzos en pro de un mismo fin.

¿Pero cómo lograrlo?

Consejos mejorar las relacines con tus compañeros de trabajo

Llevar una buena relación laboral entre compañeros de trabajo no significa caerle bien a todo el mundo o de tener grandes lazos de amistad.

Sin embargo, el manejo de las relaciones, la cordialidad, la inteligencia emocional, son una pieza fundamental para que estas relaciones evolucionen de la mejor manera.

En este artículo te damos una serie de consejos que si son llevados a cabo facilitan que las relaciones entre compañeros se mantengan estables y sanas.

Mantén una buena comunicación

Cuando un equipo está informado de las estrategias y de lo que se desea lograr, definiendo de manera abierta las responsabilidades de cada integrante del equipo, este equipo será consciente de las responsabilidades en conjunto, con lo cual esto no generará conflictos internos.

Además el hecho de mantener una adecuada comunicación evita que se creen matrices de opinión acerca de la estrategias o planes de trabajo.

Aprende a escuchar a tus compañeros de trabajo

Es indispensable, escuchar las propuestas de tu compañeros, sus opiniones sobres los planes de trabajo.

Mantente abierto a sus recomendaciones sobre las mejores formas de lograr un objetivo, ayúdalos a poner en práctica sus propuestas.

Esto hará que todos se sientan parte de un equipo y no simplemente unos subordinado.

Intenta conocerlos mejor

Es importante que te acerques a tus compañeros de trabajo no solo para temas laborales, también, dedica algo de tiempo a conocerlos como personas, que les gusta, cómo se sienten en su entorno.

En fin, crea estrategias que te permitan conocer a tus compañeros y que de esta manera sepas cómo es su personalidad y que le gusta o disgusta.

Tener estos conocimientos es básico para llevar una buena relación con ellos.

Pregúntales

Siempre debes preguntarle a tus compañeros o subordinados cómo se sienten, si les parece que van en el camino correcto, si sienten que pueden mejorar algo.

Procura hacerlo con regularidad, de esta manera evitas que algunos descontentos puedan tomarte por sorpresa.

Si te equivocas, asúmelo

Si te equivocas, asúmelo y afróntalo, siempre tratando de aportar una solución, de nada sirve evadir responsabilidades y aún menos culpar a otros.


Intenta formar un equipo

Artículo relacionado: Cómo aprender a trabajar en equipo.

Todo trabajo exitoso está fundamentado en un buen equipo de trabajo. El trabajo en equipo puede ser una de las mejores o una de las peores experiencias de tu vida, todo dependerá de la forma en cómo se comporten los integrantes del mismo.

Para hacer más fácil la formación de un equipo te recomendamos los siguientes pasos:

  • Muestra una cultura de trabajo en equipo, esta es la forma más efectiva de asumir proyectos de manera exitosa, no en vano siempre se ha dicho que dos cabezas piensan mejor que una.
  • Asumir los logros y los fracasos como equipo, sin personalizar culpas.
  • Si hay que dar felicitaciones que sea en equipo, por el contrario, si hay que hacer llamados de atención estos deben ser en privado.
  • Fomentar la cultura de equipo de celebrar los logros de nuestros compañeros, de esta manera erradicar de los equipos de trabajo las rivalidades comunes que se puedan generar.
  • Estar dispuesto a ayudar y a explicar las veces que sean necesaria, sé abierto con tu información y procura que eso se generalice entre tus compañeros de trabajo.
  • Olvídate de esos prejuicios que hacen pensar que si explicas lo que haces puedes perder tu posición en un empleo.

Ampliar información en: Cómo aprender a trabajar en equipo.


Si eres jefe, no dudes en utilizar el salario emocional

Si tienes trabajadores bajo tu mando, impulsa las políticas de salario emocional, recuerda que no todo es la retribución monetaria.

Los equipos de trabajo deben tener también otro tipo de motivaciones que hagan que estos cumplan sus objetivos con la mayor actitud posible.

El salario emocional no solo es la forma más eficiente de conseguir mantener una relación laboral saludable, sino que además el rendimiento y compromisos de los mismos ayudan al crecimiento de la productividad de la organización.

Esto termina convirtiéndose en una relación ganar y ganar.

El salario emocional se enfoca básicamente en brindar espacios de esparcimiento a los empleados, preocuparte porque sus necesidades estén cubiertas, dar oportunidades de carrera en la organización, ser flexible ante las necesidades del equipo entre otros.


Otros consejos para llevarte bien con tus compañeros de trabajo

  • Trata de resaltar las fortalezas de cada miembro del equipo de trabajo, y apoya en sus debilidades.
  • Siempre da las gracias, y valora el esfuerzo extra.
  • Sé solidario con tus compañeros cuando sea necesario, conseguir apoyo entre compañeros hace que los equipos sean más fuertes y unidos.
  • Aprovecha el tiempo libre para compartir en equipo de forma relajada, de esta manera bajar el estrés y la tensión del trabajo, organiza meriendas, desayunos, cualquier actividad que les permita compartir fuera del contexto laboral, esto sin lugar a dudas favorece enormemente las relaciones laborales.
  • Sé honesto: siempre trabaja con honestidad, responsabilidad y sin perjudicar el trabajo de otros.
  • Asume tus responsabilidades: es importante reconocer logros y fracasos con el mismo nivel de profesionalismo.
  • Sé amable y educado, nadie está en la obligación de apoyarte, por lo tanto, es mejor si manejas de manera adecuada la cordialidad y la educación
  • No pases por encima del trabajo de nadie para lograr tus objetivos, respeta el esfuerzo individual de cada uno de tus compañeros.
  • No te prestes para comentarios de ninguno de tus compañeros, no es sano ni profesional, evita este tipo de actitudes.
  • No todos somos iguales, ni pensamos igual, respeta a tus compañeros, sus opiniones y su forma de ser, el respeto de las individualidades, forman parte de una relación saludable.

Es importante considerar que las relaciones personales, de cualquier índole, son complicadas, ya que se trata de unir criterios, opiniones y personalidades, tarea que de por sí es bastante compleja.

No existen recetas para el éxito, sin embargo, podemos llegar a conseguir acercarnos lo más posible.


Esperamos que estos consejos para mejorar tu relación con los compañeros de trabajo te sean de ayuda, si te han gustado, ¡compártelas!