Logotipo de mi felicidad

Cómo vencer la indecisión y cortarla de raíz en 10 pasos


¿Tu constante indecisión está afectando tu vida? Conoce cómo vencer la indecisión y cortarla de raíz en 10 pasos y vuelve a tomar el control de tu vida.

Existen momentos normales de indecisión, a todos nos ha pasado, sin embargo, cuando se prolonga en el tiempo se puede vuelvor un estado crónico de indecisión, podemos decir que tenemos problemas.

Aunque seguramente eso ya lo sepas, la indecisión a ese grado puede haberte hecho pasar por malos ratos y llevarte a tomar malas decisiones.

Sin embargo, siempre existe una forma de vencer la indecisión y comenzar a sentirte más cómodo al hacer elecciones, y ése, es el objetivo de este post.

Cómo vencer la indecisión y cortarla de raíz en 10 pasos efectivos

A veces minimizamos el impacto que la indecisión puede provocar en nuestras vidas en cualquier ámbito, desde cuestiones personales hasta laborales.

Y para poder erradicarla, primero debemos diagnosticarla, puede que pienses que en realidad no seas una persona indecisa o que sí lo sepas.

En cualquier caso, veamos cómo identificar la indecisión para poder erradicarla en la toma de decisiones y conquistar la seguridad.


¿Cómo saber si soy una persona indecisa?

Podrás reconocer fácilmente si eres una persona indecisa si te identificas con una o algunas de las siguientes variables que revelan a una persona indecisa.

1. ¿Vives en un estado de indecisión prolongado que te ha vuelto inestable y desequilibrado?

2. ¿Eres fácilmente influenciable?, por ejemplo, si alguien te dice alguna opinión, ¿es capaz de influenciar en tu toma decisiones? ¿Si ves algo en la TV, el periódico, la radio o Internet es sencillo que encaminen tu opinión fácilmente?

3. ¿Te cuesta mucho trabajo inclinarte por una decisión en muchos escenarios?, incluso con cosas sencillas como qué usar, hasta aspectos más importante como qué trabajo elegir o si casarte o no con alguien.

4. Si ya tomaste ésa decisión, puede que ahora estés por arrepentirte y quieras cambiar rápidamente tu decisión para retractarte por otra. E incluso, después podrías volver a hacerlo.

5. ¿El miedo y temor te paralizan? ¿No puedes elegir de qué lado estar o si hacer o no una actividad, por pesimismo o no considerarte suficientemente capaz de hacer algo?


¿Qué provoca la indecisión?

La baja autoestima puede jugarte con ideas en tu cabeza sobre no poder cumplir tus expectativas, lograr tus metas o sentir temor sobre lo incierto.

Y puede ir acompañado de la incapacidad de hacerle frente a las consecuencias que devengan de las elecciones hechas.


¿Qué caracteriza a la indecisión?

En pocas palabras, podríamos decir que el caos y la falta de credibilidad, ya que una persona indecisa constantemente vive en un caos interior.

Y luego, las personas dejan de creer en ella, porque saben que más tarde es casi seguro que cambiará de opinión y se vuelve poco confiable.

Pero lo peor de todo, es que la indecisión provoca que ésa persona pierda la credibilidad y confianza en sí misma.


10 pasos para vencer la indecisión de forma efectiva

1. Conocerte, quererte y aceptar las consecuencias de tus elecciones

Para acabar con la indecisión primero se debe ser consciente de quién eres, cómo eres, qué quieres y hacia dónde vas.

Amarte, aceptarte tal y como eres, aceptar que serás lo suficientemente capaz para afrontar las consecuencias de tus elecciones.

2. Confiar en ti para vencer la indecisión

Es justamente el sentimiento de confiar en uno mismo, “de confiar en mí”, el que hace que la toma de elecciones sea más sencilla y se comience a vencer la indecisión.

Saber que pase lo que pase, eres la persona que puede superar, resolver, disfrutar y aprender de los retos, que se le presenten.

3. Investigar lo suficiente para hacer una elección informada

Comienza a hacer uso de tu inteligencia, ¡infórmate! La mejor forma de vencer la indecisión es sabiendo que has tomado la mejor elección.

Consulta diversas fuentes, actualmente millones de respuestas están al alcance de unos cuantos clics, y otras miles están en las vivencias, y anécdotas de personas.

4. No hacer el hábito de reexaminar la decisión tomada

Evita el vicio de dudar de las elecciones que has hecho, es como no confiar en tu decisión personal, aun cuando has investigado previamente.

No significa que nunca puedas rectificar, pero que no se vuelva un mal hábito reexaminar tus propias decisiones, hazlo antes de dar un veredicto o decisión final.

5. No hacer el hábito de pedir opiniones para elegir

Claro que puedes consultar alguna opinión de vez en cuando, pero recuerda que se trata de ti, de tu propia vida y que eres tú el capitán de éste barco que es tu vida.

La opinión más importante siempre debe ser la tuya, no busques opiniones de aprobación o por guardar las apariencias o quedar bien.

6. Tus decisiones las tomas para quedar bien primero contigo y luego con los demás

Este enfoque es esencial, y no se trata de un pensamiento egoísta o ególatra, sino de un sentimiento de lealtad a uno mismo, de supervivencia e inteligencia.

No tomes las decisiones que guían tu vida en función de lo que crees que gusta o agrada más a otros, no busques falsa pertenencia, sé tú mismo o tú misma.

7. Solo toma una decisión y enfócate en ella para vencer la indecisión

Evita complicarte con más de una opción, elige que la más te convenga y no sigas pensando en otras posibles opciones o elecciones.

Una vez que tomaste la decisión de hacer algo o llevar algo acabo de una forma concreta, apégate al plan, haz lo que debas para que resulte como lo visualizaste.

8. Trabaja lo suficiente en la elección hecha

Si no te esfuerzas, es posible que nunca veas materializada la elección que tomaste porque era la mejor: “no solo se trata de elegir qué carrera harás en la universidad, sino de llevarla a cabo y al finalizar ejercer tu profesión”.

No te quedes a medio camino, no cambies de parecer a mitad de lograr tu anterior decisión o te encontrarás en un vaivén de decisiones inconclusas.

9. Reforzar la autoestima

Artículo Relacionado: Cómo Mejorar la Autoestima

Como mencionamos al inicio: cree en ti, paso a paso refuerza tu autoestima, refuérzala al grado de pensar y programarte a confiar en las decisiones que tomas.

Una vez que logres esto te será mucho más fácil hacer tus elecciones y sentirte tranquilo y satisfecho con los resultados, incluso cuando no sean los mejores.

10. Hacerte responsable y sin temor a las buenas y malas consecuencias

Artículo relacionado: Aprende a aceptar tus responsabilidades

Hay que ser conscientes de que no siempre se puede ganar, y está bien; pero hay que saber que siempre se puede aprender.

Tanto de los errores, como de los aciertos, así que no hay que tener miedo a las malas consecuencias, finalmente, avanzamos mientras nos equivocamos. Lo que no podemos hacer, es detenernos por temor.


¡Cuéntanos qué te han parecido estos 10 pasos de cómo vencer la indecisión y cortarla de raíz!

¿Crees que algún amigo debería leerlos? ¡Compártelos!