Logotipo de mi felicidad

7 claves para aprender a meditar


Si quieres conocer sobre meditación, las siguientes claves para aprender a meditar te serán de gran utilidad para emprender el camino de la tranquilidad y el control mental.

La meditación supone un estado de relajación, de lucidez mental y espiritual, aprende cómo meditar desde tu casa, parque o cualquier otro lugar.

Si has notado que continuamente tienes la cabeza llena de pensamientos que te impiden realizar asertivamente tus tareas, es momento de entrenar tu mente y aprender a meditar.

Muchas veces cuando pensamos en meditación, nos imaginamos a monjes y monasterios alejados de nuestra realidad en las grandes ciudades.

Sin embargo, la meditación no es exclusiva de una religión o continente, cualquier persona puede aprender cómo empezar a meditar y crear bienestar en su vida.

Conoce estas 7 claves para aprender a meditar

Sin importar el tipo de vida que has llevado, tu edad, profesión u oficio, género o nacionalidad, puedes empezar a meditar.

Se podría decir que la meditación es un gran tronco del cual se desprenden muchas ramas, ya que no existe una sola forma de meditar, sino muchas.

Te preguntas, ¿y esto de qué me servirá? Meditar te ayudará a pensar con claridad y a ser consciente del aquí y el ahora. También ayuda a solucionar los problemas, a controlar la ansiedad y a evitar los ataques de ira.

Con una mente clara y tranquila, las tareas por hacer parecen más fáciles y sencillas.

1. Ambiente ideal para empezar a meditar

Cuando se trata de apaciguar la mente cualquier ambiente puede tornarse ideal, bastará con que tú así lo generes.

Sin embargo, cuando sí puedes elegir el lugar para meditar, como tu cuarto por las mañanas, un parque u otro lugar tranquilo, el ambiente es más propicio para tener una experiencia más relajante.

Puedes escuchar música, poner incienso y usar ropa cómoda, dependerá de ti. Recuerda que si un día en la oficina o cualquier otro lugar necesitas concentrarte puedes meditar por cinco minutos para volver tu mente a la claridad.

2. Postura correcta para meditar

Nuestra columna vertebral es como la columna vertebral del universo, según Ramiro Calle, director del Centro de Yoga Shadak. Señala que la mejor forma de meditar es con la columna vertebral bien derecha, elongada.

La Flor de Loto también es una postura que favorece la alineación de los chakras y que la energía fluya libremente hacia arriba, al chakra de la coronilla conocido Sahasrara o Centro de la Conciencia Cósmica, sabiduría y espiritualidad.

Otra postura que puedes elegir es acostado, aunque si estás comenzando lo más recomendable es hacerlo en la postura de Flor de Loto para evitar que te quedes dormido.


3. ¿Cuánto tiempo hay que meditar?

Si quieres empezar a meditar puedes hacerlo por cinco minutos en las mañanas y/o en las noches, posteriormente ir aumentando el tiempo de meditación.

De 10 a 15 minutos y de 15 a 20 minutos diarios, debes tener claro que al principio no será fácil, pero no te debes desesperar o pensar mal de ti.

Evita frases y pensamientos como: “es muy difícil”, “esto es para gente muy tranquila”, “esto no es para mí”, “nunca lo lograré”, etcétera.

Si llegan pensamientos a ti solo déjalos ir, los picores del cuerpo, comezón y todo tipo de distracciones que tu propio cuerpo inventará o percibirá para evadir meditar.

Con el paso del tiempo y la constancia, podrás ir aumentando el tiempo de meditación hasta lograr una hora o más.


4. Seis técnicas para empezar a meditar

Puedes iniciar a meditar con diversas técnicas, por ejemplo:

  • 1. Concentra tu atención en un solo punto dejando los demás pensamientos de lado.
  • 2. Deja pasar los pensamientos sin juzgar a ninguno, solo dejálos ir como en una estación de trenes, donde tú eres la estación y los pensamientos llegan y se van.
  • 3. Piensa en un objetivo específico, en cómo lo vas a lograr, algo concreto, si empiezas a divagar solo deja ir los pensamientos regresando a tu objetivo inicial.
  • 4. Concéntrate en tu respiración olvidándote de todo lo demás, observando tu forma de respirar e imaginar cómo llega el oxígeno a todo tu cuerpo.
  • 5. Escanea tu cuerpo, siéntelo desde la punta de los dedos de tu pies y ve subiendo poco a poco moviendo cada parte de tu cuerpo, imagina también tus órganos funcionando saludablemente; hazlo hasta llegar a tu cabeza y cerebro.
  • 6. Reflexiona unos minutos antes de ir a dormir sobre lo realizado durante el día, analizando tus resultados.

5. ¿Por qué la respiración es tan importante en la meditación?

La respiración es lo que nos mantiene vivos, el oxígeno permite el correcto funcionamiento de nuestras células y órganos.

Como puedes imaginar, los beneficios de la respiración son múltiples, es la responsable de que el organismo se estabilice y conserve saludable.

La falta de oxígeno es también un reflejo de un cuerpo agitado, respiraciones cortas e insuficientes, es por ello que la respiración es un pilar de la relajación.

Respirar inflando el abdomen como si fuera un globo y luego sacar ese aire por las fosas nasales, ser consciente de la respiración favorece la tranquilidad.


6. Un momento de meditación diaria mejorará tu vida

Una vela no se queda su resplandor para sí misma nada más, su luz se expande a su alrededor, y pasa lo mismo con una persona que comienza a meditar constantemente.

Los resultados de la meditación como un hábito de vida permiten a sus practicantes tomar mejores decisiones, enfocarse eficazmente en un objetivo y cumplirlo, además de sentirse mejor consigo mismo y mejorar tu autoestima.

La meditación te permite concentrarte en tu vida en el aquí y el ahora, dejando atrás los pensamientos sobre el pasado o el futuro.


7. Beneficios evidentes a los 30 días de empezar a meditar

Los beneficios de la meditación son múltiples, pero quizás el principal sea la paz y tranquilidad que experimentarás dentro de ti mismo.

  • Favorece la salud mental y física
  • Desarrolla la inteligencia emocional
  • Mejora la memoria
  • Reduce el estrés y ansiedad
  • Genera mayor felicidad
  • Tiende a disminuir la presión arterial
  • Facilita el autocontrol y asertividad

¿Conoces otras formas de practicar la meditación? ¿Qué te han parecido estas 7 claves para aprender a meditar?

¡Compártelas! Y síguenos en nuestras redes sociales para más títulos como éste.