Logotipo de mi felicidad

No sé qué hacer con mi vida, respuesta y consejos para tomar las riendas de tu vida


Cuántas veces hemos escuchado decir a alguien “no sé qué hacer con mi vida” e incluso, ¡cuántas veces nos lo hemos dicho a nosotros mismos!

Hoy te comentaremos la respuesta a esa pregunta, y te daremos consejos para tomar las riendas de tu vida de una vez por todas, ¿te apetece?

Cuando decimos “no sé qué hace con mi vida”, en realidad sí lo sabemos, pero estamos distraídos o confundidos y no podemos visualizar nuestro camino.

Por fortuna, siempre es un buen momento para analizar por dónde vamos y hacia dónde queremos llegar, ¿es éste nuestro camino?

No sé qué hacer con mi vida

Descuida, si pones atención a tu interior, esta afirmación solo será pasajera, debes ser honesto contigo mismo y estar dispuesto a seguir el destino que has soñado para ti.

Cuando te sientes confundido o abrumado sobre “lo que deberías hacer o no”, entonces no estás poniendo atención a lo importante, a lo que te hace feliz y te da abundancia.

Abre los ojos a tu realidad, a veces, cuando escuchamos más a los demás que a nosotros mismos, es cuando surgen este tipo de incógnitas.

Su opinión se ha clavado tanto en tu pensamiento, que te resulta difícil decidir sobre lo que quieres o no hacer. Tu voluntad y seguridad deben ser grandes y fuertes para encontrar la claridad de tu destino.


La respuesta está en ti

Si hay algo que puede diferenciarnos más allá de nuestra composición corporal, es nuestro temperamento: saber quién eres, qué es lo que quieres y cómo lo quieres.

La respuesta a tu pregunta existencial está dentro de ti, solo tú sabes lo que como persona anhelas, amas o desprecias.

Si insistes en no escucharte a ti mismo por poner atención a lo que otros tienen que decir sobre temas que solo te deberían de concernir a ti, entonces seguirás sin saber qué hacer con tu vida.

La discordancia proviene del desconocimiento de uno mismo, de la baja autoestima y de una gran preocupación por el qué dirán.

Es momento de saber qué es lo que no está funcionando en tu vida que te está haciendo infeliz y echarlo a andar, ¡a volar si es posible!


Tomar las riendas de tu vida

Te tienes que hacer cargo de tu propia felicidad, satisfacción y realización personal, es parte de la gracia de ser autónomo y un ser pleno.

Comienza con acciones pequeñas diarias, por ejemplo, inicia con tu propio aspecto, hay mucha verdad en que nos vemos como nos sentimos, así que arréglate de una forma que te agrade.

Identifica los puntos fuertes y débiles de tu personalidad, recuerda que eres el jinete de tu vida, el piloto, el artista, el chef o quien tú decidas ser y como decidas llevar tu vida,pero ten claridad.

Con la nitidez de hacia dónde quieres ir o lo que quieres conseguir, no existen este tipo de vacíos existenciales, como el no saber qué hacer con tu propia vida.

Tener metas y objetivos claros a corto, mediano y largo plazo, son el mejor plano para dirigir tu vida. Ahora que si tu plan se encuentra confuso, solo falta que te sientes a analizarlo para descubrir el camino más compatible con tus metas o sueños.


6 consejos para saber qué hacer con tu vida

Y como dice Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll:

  • “–¿Podrías decirme por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?
  • –Eso depende en gran parte del sitio al que quieras llegar, dijo el Gato.
  • –No me importa mucho el sitio, respondió Alicia.
  • –Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes, le contesto el Gato.”

De igual forma, tú debes peguntarte a dónde quieres llegar para saber qué camino tomar y qué tareas ir realizando. Esperamos que estos consejos te apoyen de alguna forma en tu búsqueda de sentido y motivación a tu vida.

  • 1. Aférrate a tus cualidades y habilidades, ellas te sacarán adelante.
  • 2. Mira a tu alrededor y toma en cuenta todas las cosas buenas que tienes y las personas que te aman y están contigo, como familia y amigos.
  • 3. Tómate las cosas con calma, todos hemos pasado por lapsos de confusión y desesperación, pero como dicen, la tormenta viene después de la calma.
  • 4. Decide, según tus cualidades y habilidades, qué quieres hacer con ellas, en dónde te gustaría estar y trázate un plan de acción.
  • 5. Tu plan de acción debe comenzar con pequeñas acciones para que no te abrumes, por ejemplo, una acción diaria.
  • 6. Lleva un diario o escribe de vez en cuando cómo te sientes, pon tus sentimientos en papel y reléelos unos días o semanas después. Conocerte a ti mismo te permitirá ver con claridad lo que está pasando en tu vida.

¿Cómo combatir la depresión?

La depresión es la madre de muchos males, por ella se originan múltiples problemas, llegando hasta desgracias como el suicidio.

Por ella es importante combatir la depresión, y la mejor forma de empezar es con ejercicio, quizá es lo último de lo que tengas ganas, pero créelo, el ejercicio te hará sentir mucho mejor.

Cuando alguien está deprimido se dice que le faltan o tiene escasez de ciertos neurotransmisores, y cuando haces ejercicio, el cuerpo libera alrededor de 50 hormonas distintas.

Las más destacadas son la adrenalina, la serotonina y las endorfinas, con lo que comenzarás a sentirte bien al instante y tendrás oportunidad de ver tu vida desde otro ángulo.

Fase 2

Decía Facundo Cabral, “No estás deprimido, estás distraído” (escucha su poema completo), porque no estás viendo todo lo que tienes a tu alrededor. Cuando no sabes qué hacer con tu vida, es porque te estás cegando a las miles de posibilidades de lo que podrías hacer con ella.

Por lo tanto, la siguiente fase, es ser consciente de tu alrededor, de las pequeñas y grandes cosas que tienes y que podrías conseguir.

Si estás deprimido, puede que estés viviendo en el pasado; si estás ansioso, estás viviendo en el futuro; ninguno de esos dos tiempos son el presente.

Tu presente es todo lo que tienes y es el momento en que todo puedes hacer y todo puede pasar, vívelo y agradece por el fin sin de posibilidades que tienes solo por el hecho de estar vivo.

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo con quien crees que lo necesite!