Logotipo de mi felicidad

Desecha el arrepentimiento


Una vasta mayoría de personas a lo largo de su vida experimentan en algún punto el sentimiento pesaroso que solo el arrepentimiento puede causar, ya sea en mayor o menor medida.

Este suele ser provocado por la incomodidad de haber hecho o dejado de hacer algo en determinada situación.

Se trata de una situación donde la razón y las emociones se mezclan para crear una sensación de malestar tras valorar un acontecimiento pasado.

Todos nosotros alguna vez habremos deseado cambiar determinadas acciones o circunstancias pasadas que posiblemente trajeron como consecuencia una experiencia o estado emocional desagradable.

Es normal que te arrepientas de no haber aceptado una invitación, perder una oportunidad valiosa de empleo o de comprar una prenda de ropa que realmente no usarías.

Si bien el arrepentimiento tiende a provocar una inquietud ligera, es muy común que en ciertos casos se torne un poco más grave.

A veces puede desembocar en un estado de angustia, rabia, tristeza e impotencia prolongada; aspectos que son necesario solventar.

Pero, ¿qué debes hacer si te encuentras abrumado por tus remordimientos?, o ¿cómo deshacerte de ellos? Continúa leyendo para descubrirlo.

Entiende el arrepentimiento

Según los expertos el principal motivo del arrepentimiento es la incapacidad de las personas para aislar o integrar ciertos sucesos en su plano experiencial.

Al comparar el hecho con las posibles alternativas solo se consigue intensificar el sufrimiento.

Preguntas como “¿qué habría sido de mi si…?” surgen y no logran mucho más que torturar el estado emocional del individuo.

Sin embargo, el arrepentimiento no tiene que percibirse como un estado emocional negativo. Con el enfoque correcto podrías hallar en él una oportunidad de crecer y cambiar de perspectiva tras la realizar una evaluación general de los hechos pasados.

Hay que comprender que los acontecimientos ya ocurridos no pueden ser cambiados y que culparse eternamente por ello no tiene sentido ni provecho alguno.

Lo mejor será identificar el aprendizaje que puedes obtener de dicha experiencia y aplicarla en una situación futura para evitar el mismo resultado problemático.

Recuerda que: aunque no puedas modificar el pasado, eres dueño de tu futuro y puedes decidir qué rumbo tomará. Este será el primer paso para superar la incomodidad que puede causar el arrepentimiento.


Terapias cognitivo conductuales para vecer el arrepentimiento

Si consideras que tus remordimientos son demasiado abrumadores o crees que simplemente se te está saliendo de control, puedes recurrir a expertos que puedan ayudar a cambiar tu manera de actuar y algunos hábitos de pensamiento que tienden agravar el inconveniente.

De este modo aprenderás a enfocarte más en la forma de resolver el problema emocional en lugar de solo estancarte en ellos.

Identifica el motivo de tu arrepentimiento

En lugar de preguntarte “¿qué habría sido de mi si…?”, pregúntate: “¿qué haré al respecto?”.

Si has derramado alimentos o bebidas sobre algún trabajo de relevancia o equipo electrónico (móvil, tablet, portátil, entre otros) mientras tomabas el desayuno, en lugar de lamentarte para siempre tras lo ocurrido trata de pensar en una solución: “La próxima vez ya sabré que no debo de tener este tipo de cosas cerca ya que pueden ocurrir accidentes”, por ejemplo.

Este método te permitirá escapar de la impresión de estar atrapado, al mismo tiempo que aprendes una lección importante.

Aplica estos consejos en tu día a día

Pero de qué sirve leer articulos y buscar ayuda si después no aplicas lo que has aprendido.

Asegúrate de poner en práctica, y usa los errores del pasado para enfrentarte y corregir ocasiones similares en el futuro.

Entonces podrás experimentar la sensación de bienestar y realización, además de crecer como persona.


Deshazte del remordimiento

Algo que te puede ayudar mucho a superar el arrepentimiento es convertir frases como: “debí de haber…”, “podría haber…”, “¿y si hubiera…?” en expresiones de gratitud que te ayuden a pensar en el pasado de una manera más entusiasta.

Una de las cosas más importantes que tener en cuenta al momento de deshacerte de un remordimiento es el perdón, así es, perdónate a ti mismo por haber actuado de la manera en la que lo hiciste en determinada situación.

No olvides que todos somos humanos, incluyéndote a ti, y cometemos errores.

No te condenes por algo que ya se ha convertido en pasado, en lugar de eso reescribe sobre tu presente para que no haya de qué arrepentirse en el futuro por el mismo motivo.

No trates solamente de arrancar el arrepentimiento, acéptalo y continúa adelante. Esto, además, mejorará tu autoestima.

Una técnica muy conocida es escribir una carta a ti mismo, dirigiéndote a tu yo del pasado como lo harías hacia tu hijo, hermano menor o amigo cercano. Te ayudará a ser más compasivo contigo mismo.

Recuerda que mereces lo mejor que la vida tiene para ofrecerte sin importar la cantidad de errores que hayas cometido, lo relevante del asunto es que deseas cambiar.

El uso de afirmaciones diarias también puede ayudarte a comportarte de manera compasiva contigo mismo. Las expresiones son aquellas frases positivas que te motiven y animen, al ganar compasión para contigo conseguirás aceptar de un modo más simple los errores cometidos con anterioridad y así reducir el remordimiento.


Consejos para desechar el arrepentimiento

  • A pesar de que no puedas modificar las acciones de tu pasado siempre podrás elegir la manera en que el presente afectará tu futuro.
  • Encuentra apoyo en amigos o expertos para canalizar y descubrir el motivo de ese remordimiento que tan constantemente te atormenta.
  • No seas duro contigo mismo.
  • Brinda ayuda a otras personas con otros problemas.
  • Trata de visualizarte de forma exitosa realizando actividades al tiempo en que continúas adelante.
  • En algunos casos la cantidad de estrés que el arrepentimiento provoca puede causar una depresión severa. Si es tu caso acude a un psicólogo, psiquiatra, línea de control de suicidios, consejero o a una persona en la cual confíes mucho. Busca ayuda, nunca estas solo.

¿Tienes algún consejo para evitar el arrepentimiento?

¿Conoces a alguien que le serviría leer este post? ¡Compártelo!